Hoy, 21 de noviembre, celebramos la Solemnidad de la Presentación de la Virgen María en el Templo. Siendo María muy niña sus padres, San Joaquín y Santa Ana, la llevaron al templo de Jerusalén y allá la dejaron por un tiempo, junto con otro grupo de niñas, para ser instruida muy cuidadosamente respecto a la religión y a todos los deberes para con Dios.

Recemos a nuestra Bendita Madre del Rocío para que nos proteja en nuestras vidas y sigamos ejemplo de su dedicación a Dios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies