Hoy, 17 de julio, celebramos la festividad de las Santas Justa y Rufina, patronas de Sevilla y de los alfareros.

Las Santas vivieron en la Sevilla del siglo III y sufrieron martirio por negarse a ofrecer un donativo en la procesión del dios pagano Salambó.

Justa feneció en la cárcel y Rufina, que resistió en una celda, fue quemada en el anfiteatro, pero la iconografía de las santas, quedó fijada tras el terremoto que asoló la ciudad en 1504 y de nuevo en el terremoto de Lisboa de 1755; ya que según la leyenda las alfareras mártires descendieron del cielo para sostener la Giralda con sus propias manos y evitaron así su desplome. 

Roguemos a las Santas Justa y Rufina para que sigamos firmes en nuestra fe y amor hacia Dios y su Bendita Madre.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies